CONTRATOS FRANQUICIA – Cumplimiento de contratos

«Pacta sunt servanda»
Lo pactado se debe cumplir

Bajo esta locución latina, hace unos días un compañero de profesión que representa a una conocida enseña de tabernas, pretendía convencerme de que mi cliente debía indemnizar al Franquiciador, tras haber resuelto por causas justas sus Contratos de franquicia.
Este principio es una manifestación de la autonomía de la voluntad y constituye una regla tradicional por la cual se establece que los pactos, los contratos se celebran para ser cumplidos y lo deben ser precisamente en sus propios términos.

Los Contratos de franquicia no son consensuados, se imponen por las Franquiciadoras. Son de adhesión. Con este instrumento se consigue obligar a los Franquiciados a multitud de obligaciones, impensables en un contrato pactado. Paralelamente el Franquiciador intenta zafarse de las que le corresponden, hasta el punto de creerse en el derecho de exigir una indemnización a quien tras haber cumplido escrupulosamente con sus obligaciones tiene que cerrar su negocio.

El caso concreto se refiere a una conocidísima marca, que franquicia un modelo de bar, cuyo «know how» se fundamenta en ofrecer una variedad de pinchos, acompañados principalmente de cerveza ofrecida a bajo precio. La bebida hace de reclamo, ya que los pinchos son vulgares y el concepto también. Al margen de esta opinión mía y de algunos mas, el hecho contrastado es que el negocio es una verdadera ruina, no en vano la cadena acumula importantes deudas que no es capaz de amortizar. Los propietarios han intentado ya sin éxito la venta de la cadena.

A pesar de estar cerrando locales de forma constante, esta enseña sigue buscando socios para sus franquicias sin ningún rubor. El modo de operar es el siguiente:

Sistema perverso.

Se captan Franquiciados por diversos conductos, algunos de ellos fuera de España, y se les ofrece un modelo de negocio consolidado con cifras atractivas. Ya sabemos que las Centrales ofrecen cifras irreales, al fin de conseguir moldear la voluntad de los futuros Franquiciados. Conocedores de que estos números son imposibles de conseguir, las Franquiciadoras se cuidan en los contratos de advertir que los planes de negocio entregados son meras estimaciones, sin tener en ningún caso valor contractual.
Una vez realizadas las inversiones, los nuevos socios de la Franquicia aguantan un periodo de tiempo que normalmente oscila entre uno y dos años, antes de tener que cerrar. Es en este momento cuando el nuevo dueño de una Franquicia es mas débil; acumula deudas y no puede continuar. El Franquiciador consciente de ello, le reclama por incumplimiento de contrato, obligándole en muchos casos a ceder su punto de venta por una ínfima cantidad.
La enseña se apropia del punto de venta por un precio irrisorio, incluso por nada. Posteriormente intentará endosárselo a un nuevo Franquiciado por un precio más bajo, pero por supuesto cobrando de nuevo el canon de entrada.
Realmente lo hacen de forma premeditada o es una forma de salir adelante y mantener viva la marca?
Poco importa eso a los Socios de las Franquicias. Su realidad se traduce en enormes pérdidas económicas, créditos sin amortizar y una gran frustración personal.

Sobre la necesidad de cumplir con los contratos, creemos debe hacerse en toda su extensión y con todas sus consecuencias. De esta forma los continuos incumplimientos contractuales de las Centrales que realizan prácticas de este estilo deben ser denunciadas, bien a través de la jurisdicción penal ( DELITO DE ESTAFA ) bien por la vía civil o administrativa, ya que incurren de firma habitual en multitud de incumplimientos contractuales, suficientes como para rescindir los contratos. Véanse los casos de DÍA, IVES ROCHER, MANGO, FOSTERS HOLLYWOOD, CAÑAS Y TAPAS, OPENCEL, PERFUMHADA y otras muchas que ya acumulan asuntos en los tribunales.

Belleza Low Cost – El timo de la Franquicia

Lizarrán crece un 5%

Las Tabernas Lizarrán buscan dueño

Asesor Franquicia - te ayudamos y asesoramos

Te ayudamos antes o después de elegir una Franquicia

La primera consulta es gratuita.
Puede contactar con nosotros rellenando el formulario de contacto, o en nuestro teléfono:
telef