Franquicias: ¿atrapado en un negocio Franquiciado?

Cinco cuestiones que te debes plantear si tienes una Franquicia

Son diversas las situaciones por las que puede atravesar el Franquiciado o futuro Franquiciado, pero todas ellas tiene relación con lo siguiente.
Desconocimiento de las obligaciones que se asumen, desigualdad de derechos frente al Franquiciador, situación económica comprometida, incapacidad para mejorar la situación, temor a ser expulsado de la red…
1- Cuál es tu situación.

– Estoy valorando entrar en una Franquicia, pero la inversión es elevada y no sé muy bien a lo que me voy a comprometer.
– No estoy descontento, sigo ilusionado con el proyecto pero los números no salen, y el Franquiciador no hace nada por ayudarme.
– Llevo poco tiempo en la franquicia, veo que el negocio no da beneficios. Quiero dar un margen de tiempo, pero no me lo puedo permitir.
– Llevo ya algún tiempo y la rentabilidad es cada vez más baja. No puedo continuar así.
– Estoy desesperado, necesito una solución urgente, cada mes voy aumentando mi deuda.
– Llevo ya años, el negocio está estable y quisiera desprenderme de el, pero el Franquiciador no me ayuda con el traspaso.

2- No sirve de nada que ahora te arrepientas de haber firmado el contrato.

No te entregaron la documentación pre contractual necesaria, a la que se refiere la ley.
Te pusieron el contrato delante y solo pudiste firmarlo. No hubo tiempo para discutirlo.
Firmaste el contrato sin saber las obligaciones que asumías, y ahora no sabes qué hacer.
No entiendes bien a lo que te vincula el contrato, tampoco conoces tus derechos.
Crees que por haber firmado tendrás que cargar con todo, parece que si es necesario incluso asumir las enormes pérdidas que sufres cada mes. Esta situación te llevará a la ruina.

3- Piensas que tu problema no tiene solución.

Conoces a otros Franquiciados que están en situaciones parecidas y tampoco hacen nada.
Los abogados que has consultado no te han dado ninguna solución.
El Franquiciador carga sobre ti toda la culpa de la mala marcha del negocio.

4- No eres capaz de tomar una decisión.

Llevas tiempo valorando que hacer, pero aún no lo tienes claro. No quieres meterte en líos, aunque la situación cada vez es peor.
Preferirías llegar a un acuerdo con el Franquiciador, aunque no lo crees posible.
Te han dicho que la franquicia te demandará en cuanto propongas tu salida de la red.
No sabes que pasos que debes dar, nadie te sabe decir cómo salir de este lío.

5- Y después que puedo hacer…

Te gustaría seguir con una actividad parecida, pero el contrato dice que no puedes hacerlo.
No te puedes permitir perder tu inversión.
Tienes aún créditos pendientes, que si dejas la actividad no podrás pagar.

 

Razones para dirigirte a nosotros.

El contrato de franquicia es complejo. Has firmado o vas a firmar un contrato desequilibrado, probablemente de adhesión, en el que casi todos los derechos son para la otra parte.
Prestamos el asesoramiento profesional que necesitas, en cada uno de los momentos por los que puedes pasar:

Asesoramiento pre contractual.
Si aún no eres Franquiciado, debes conocer los compromisos que adquieres antes de tomar la decisión de ingresar en la red. Entrar a formar parte de una cadena, es como hacerse socio de un club, debes saber quienes son los socios y como les va.
Debes estudiar los números y el plan de negocio que te han entregado. La inversión que vas a realizar tendrás que amortizarla.

Asesoramiento durante el contrato.
Si ya eres Franquiciado y quieres mejorar tus condiciones.
Probablemente te interesará negociar con el Franquiciador sobre alguna de estas cuestiones: condonación temporal del pago de royalties, libertad de compra, negativa a realizar promociones impuestas por el Franquiciador, libertad para fijar los precios de los productos o servicios…etc.

Asesoramiento para resolver el contrato.
Fue fácil entrar en la red, pero no es fácil resolver el contrato, especialmente si las causas se refieren a incumplimientos del Franquiciador. Estamos preparados para ayudarte en este momento y conseguir los mejores resultados.
Podemos ayudarte a rescindir tu contrato y si procede, reclamar al Franquiciador.
Podemos ayudarte a reemprender tu actividad, anulando la cláusula de «no competencia»

 

Recuerda que:

Tu problema ya lo han sufrido antes otros Franquiciados y les hemos ayudado a superar la situación.
No resolver el problema a tiempo, o suscribir el contrato sin el conocimiento necesario te puede ocasionar enormes pérdidas económicas, que no estarás en condiciones de afrontar.

El Franquiciador no es tu amigo. Se trata de un negocio, el va a seguir exigiendo sus derechos, aunque a ti te vaya mal.

Por tanto, no tomes tu solo una decisión tan importante, y deja que te asesoremos.

Pérez Alvarez abogados ( Asesoria y defensa del Franquiciado )

telef

silhouette in a subway tunnel. Light at End of Tunnel