CUANDO LA EMPRESA FRANQUICIADORA SE COMPROMETE A AYUDAR AL FRANQUICIADO EN EL TRASPASO DEL NEGOCIO.

José Zamarro
Asesoramiento y ayuda al Franquiciado Perez Alvarez Abogados.

En determinadas circunstancias en las que se pone de manifiesto la inviabilidad del negocio franquiciado, antes de producirse un reconocimiento del fracaso, las partes acuerdan colaborar en la búsqueda de un tercero “ que cargue con el muerto “.

Se trata de una práctica muy extendida y ello porque implica no entrar en conflicto. Por una parte el Franquiciado ya se ha dado cuenta de que el negocio no funciona conforme a lo que podía esperar. Por otra, el Franquiciador que ha fomentado la implantación del punto de venta, carece de medios y de conocimientos para conseguir que el negocio funcione conforme a las expectativas que él mismo despertó en el franquiciado. Pero ninguna de las dos partes quiere reconocer abiertamente el fracaso que se ha producido. En éstos casos es habitual llegar a acuerdos de colaboración, en los que la empresa franquiciadora se compromete en ayudar al Franquiciado a encontrar un tercero para que se haga cargo del negocio.

 

Cuando el negocio no funciona, generalmente no habrá solución. El cambio de manos solo hará prolongar el problema.

Si el negocio no le funciona al Franquiciado inicial, es difícil que le vaya a funcionar al franquiciado que le llegue a sustituir. Solo en los casos en los que este haya llevado a cabo una pésima gestión, habrá posibilidad de que unas manos diferentes consigan remontar el negocio. Las causas por las que se producen los fracasos se relacionan habitualmente con las ventas insuficientes; ( casi siempre muy por debajo de las previstas ) y con la baja rentabilidad del modelo de negocio ( gastos y costes en general muy superiores a los presupuestados). Lo primero tiene que ver con las falsas expectativas que a menudo generan las centrales al hacer entrega de planes de negocio inveraces. Con respecto a la baja rentabilidad, esta siempre, esta relacionada con la falta de desarrollo de un verdadero know how que resulte adecuado para proporcionar una ventaja competitiva al franquiciado. Pero es

que ninguna de estas cuestiones, salvo la deficiente gestion ( muy poco habitual ) van a poder ser remediadas por el nuevo franquiciado. Ademas si el problema es verdaderamente este, la franquicia no dudara en presentar una oferta para quedarse con el punto de venta, lo cual muy pocas veces se produce.
La realidad es que cuando franquiciador y franquiciado han podido constatar que existen graves problemas que hacen inviable el negocio, la única opción será Intentar “ colocar “ el punto de venta a un tercero “ despistado “, quien tendrá muchas posibilidades de fracasar en su intento por hacerlo rentable, y ello aunque habrá pagado un precio muy por debajo de lo normal, lo cual sin duda ira a su favor.

 

Colaborar con el Franquiciador en la reventa de nuestro establecimiento puede comportar ciertos riesgos.

En el afán por conseguir traspasar el negocio, es habitual que el franquiciado reconozca ante el franquiciador, que no se ha gestionado bien el negocio, incluso que este tiene un potencial muy superior. En nuestra opinión hacer este tipo de manifestaciones – sobre todo cuando no son ciertas – es una temeridad, ya que suponen un reconocimiento expreso de que la causa del fracaso del negocio es del franquiciado, cuando casi nunca es así. Por nuestra experiencia sabemos que las causas de los fracasos suelen ser variadas, aunque en la mayoría de los casos participan en mayor medida las empresas franquiciadoras. Por ello reconocer una culpa que no es tal, con la finalidad de no enfrentarse al Franquiciador y facilitar el traspaso, es en nuestra opinión un grave error, que en determinadas ocasiones puede acarrear graves consecuencias.

 

Sobre la pasividad de la empresa Franquiciadora en la búsqueda de un nuevo Franquiciado.

Es habitual que el franquiciador se duerma en los laureles en la búsqueda de un nuevo Franquiciado. Las razones son diversas, aunque todas tienen que ver con lo siguiente: el franquiciador, ya sabe que el negocio volverá a fracasar, por lo que cuanto mas aguante el primer franquiciado en la explotación, mas tarde tendrá que afrontar el problema con el segundo. Pero es que además en caso de encontrar posibles candidatos, preferirá probar fortuna y ofrecerles otras ubicaciones que tal vez funcionen mejor. De esta forma ademas de ampliar su red, estará ofreciendo al exterior una imagen de constante expansión que siempre le beneficia. Si ademas el Franquiciado esta cumpliendo con las obligaciones que le impone el contrato, en especial con las económicas, es seguro que no tendrá ninguna prisa en actuar y ello a pesar de que probablemente el Franquiciado le este mandando señales de socorro cada semana.

 

Conclusiones.

Son diversos los factores que generalmente provocan los fracasos en las nuevas aperturas, aunque en la mayoría de los casos se relacionan con modelos de negocio poco desarrollados ( falta de experiencia y know how de poca utilidad ), o con políticas de expansión descontroladas. De ambas causas serán siempre responsables las empresas franquiciadoras. En éstos casos intentar traspasar el negocio, no deja de ser un mal menor, que permite al franquiciado recuperar una parte de la inversión y al la Central Franquiciadora no tener que asumir responsabilidades. Én caso de optar por esta via de salida, se deberá exigir a la franquiciadora que las gestiones se lleven a cabo con la mayor trasparencia y la maxima celeridad, de lo contrario solo se fomentara la desconfianza y la desesperación del Franquiciado que sufre perdidas cada mes. Por otra parte, los futuros franquiciados que se acerquen interesados en adquirir un punto de venta en traspaso, deberán requerir de la franquicia toda la documentación necesaria y negociar el mejor precio y las mejores condiciones de explotación posibles, que junto con un precio de adquisición mas bajo, les permitan tener una oportunidad para conseguir el éxito.

José Zamarro.
Asesoramiento y ayuda al Franquiciado Pérez Álvarez Abogados. 

Sabemos que con el adecuado asesoramiento, pueden resolverse muchos de los problemas habituales.

¿Eres un franquiciado que tiene problemas con su franquicia? ¿Necesitas la ayuda de un especialista en franquicias?
¿Piensas que es el momento de recibir asesoramiento de un abogado especializado en franquicias?

Pídanos presupuesto sin compromiso

telef